Sugestiones terapéuticas

Escuela EOH

En este artículo, se sumerge en el fascinante mundo de la Hipnosis, explorando sus fundamentos, procedimientos y aplicaciones en la Psicología Clínica y de la Salud. Este recorrido se estructura en un protocolo operativo que abarca cuatro fases del proceso hipnótico, cada una con su propósito específico. Comienza con la fase pre inductiva, donde se busca desentrañar mitos y evaluar la susceptibilidad hipnótica del individuo. Luego, la fase de aplicación de técnicas de inducción hipnótica abre la puerta a un territorio de sugestiones específicas para catalizar cambios de conducta. La culminación llega con la fase pos hipnótica, dedicada a empoderar a los sujetos para que integren estas sugestiones en su vida cotidiana.

La fase de aplicación de técnicas de inducción hipnótica abre la puerta a un territorio de sugestiones específicas.
La fase de aplicación de técnicas de inducción hipnótica abre la puerta a un territorio de sugestiones específicas.

Este viaje revela la Hipnosis como un aliado valioso en los programas de tratamiento cognitivo-conductuales, destacando sus efectos positivos en diversas áreas clínicas.

Desde el manejo del dolor agudo y crónico hasta el abordaje de trastornos psicofisiológicos y psicopatológicos. La Hipnosis se erige como una herramienta multifacética para mejorar la salud mental y emocional.

La importancia radica en su capacidad para ir más allá de la superficie y contribuir a la transformación integral de los individuos que buscan una mejora en su bienestar.

Palabras claves:

Hipnosis, Inducción, Cognitivo, Conducta.

La Hipnosis, como técnica terapéutica

Remonta sus raíces a épocas ancestrales, donde curanderos, chamanes y médicos la empleaban para potenciar la eficacia de tratamientos físicos y psicológicos.

Aunque presente en diversas culturas desde la antigüedad, su consolidación en Occidente ocurrió en el siglo XVIII con el «magnetismo animal» de Franz Anton Mesmer.

A lo largo de la historia, figuras prominentes en la Psicología, como Hall, Bernheim, Janet y Pavlov, han explorado la sugestión, sugestionabilidad e Hipnosis.

La Hipnosis ha experimentado altibajos, enfrentando tanto renombre como condena. Su proyección ha sido mayormente clínica hasta mediados del siglo XX, cuando la investigación básica de laboratorio, liderada por Hilgard, Orne y Barber, emergió para validar fenómenos hipnóticos y fundamentos teóricos. Este impulso llevó a un reconocimiento más amplio de las posibilidades terapéuticas de la Hipnosis, respaldado por la American Medical Association y la British Medical Association.

En la actualidad, el interés por la Hipnosis renace, respaldado por organizaciones como la American Psychological Association y la European Society of Hypnosis.

El renovado fervor se debe al desciframiento de las claves del funcionamiento de las técnicas hipnóticas y las características subyacentes al proceso hipnótico, lo que ha generado un aumento en su aplicación tanto en el ámbito clínico como experimental.

Sugestiones: Un Viaje Profundo a la Conciencia Subconsciente

La Hipnosis, según la definición de la Asociación Estadounidense de Psicología, implica un proceso en el cual se administran al sujeto sugerencias para fomentar experiencias imaginativas.

Durante la Hipnosis, el hipnotizador guía al sujeto para que responda a sugestiones que afectan la experiencia subjetiva, percepción, sensación, emoción, pensamiento o conducta.

Además, se destaca la posibilidad de que las personas aprendan auto-Hipnosis, aplicándose procedimientos hipnóticos por sí mismas. Si el sujeto responde a las sugerencias hipnóticas, se presume que ha sido hipnotizado.

Este proceso hipnótico se fundamenta en una relación comunicativa entre el hipnotizador y el hipnotizado, buscando generar comportamientos específicos mediante cambios en la experiencia subjetiva, respuestas somáticas y ejecución motora a partir de sugerencias previas.

La hipnotizabilidad del sujeto se evalúa según la congruencia de su comportamiento con las sugerencias administradas. Algunos consideran que las respuestas hipnóticas son indicativas de un estado hipnótico, mientras que otros cuestionan la necesidad de utilizar el término «Hipnosis» en la inducción hipnótica.

En esencia, la Hipnosis se presenta como un proceso comunicativo que influye en el comportamiento del sujeto a través de sugestiones.

En la fase Preinductiva

Introducimos al paciente a la Hipnosis por primera vez, abordando con cuidado las connotaciones mágicas. Aclaramos temores y conceptos erróneos, similar a una charla informativa en terapia cognitivo-conductual, estableciendo metas claras.

Buscamos su máxima cooperación y evaluamos su receptividad a la Hipnosis para adaptar las técnicas de inducción. Es esencial generar expectativas positivas para crear un ambiente propicio. Concluimos esta etapa evaluando la hipnotizabilidad/sugestionabilidad del paciente, optimizando así la efectividad de las técnicas hipnóticas.

Explorando la Eficacia de sugestiones en el Manejo del Dolor

En la etapa de Aplicación de sugestiones específicas, el terapeuta se enfoca en los objetivos de usar técnicas de Hipnosis, ya sea solo o junto con otras terapias (Montgomery y Schnur, 2005).

La evidencia muestra que:

  1. La Hipnosis alivia el dolor, especialmente el agudo, tan bien como otras terapias, siendo incluso más eficaz para el dolor crónico.
  2. Combinar la Hipnosis con otras terapias logra resultados positivos más rápidos y con menos esfuerzo por parte de los pacientes.
  3. La Hipnosis mejora la terapia al promover actitudes positivas y expectativas en los pacientes, facilitando cambios positivos en su comportamiento.
  4. Las sugestiones hipnóticas alientan la relajación, útil contra la ansiedad en problemas psicológicos.
  5. La Hipnosis permite cambios rápidos, motivando a los pacientes y aumentando su compromiso.
  6. La fase Posthipnótica es interesante para aplicar sugestiones que afectan fuera de la Hipnosis, mejorando futuras sesiones y generalizando logros terapéuticos.

La fase posthipnotica

Ha demostrado eficacia en aliviar el dolor agudo y crónico, superando otras terapias en rapidez y efectividad, y destacándose en condiciones como dolor de cabeza, dolor oncológico, fibromialgia, dolor lumbar y artritis.

La analgesia hipnótica se asocia con una reducción significativa del dolor, especialmente en personas altamente sugestionables. En resumen, la Hipnosis no solo alivia el dolor, sino que también mejora la experiencia terapéutica y el bienestar emocional de los pacientes

Trazando la Línea entre Realidad y Mito: Desmitificación de Creencias Erróneas sobre la Hipnosis

A lo largo de la evolución histórica, la Hipnosis científica ha estado acompañada de su versión folclórica, la Hipnosis de espectáculo.

La falta de rigor científico en su estudio ha permitido la proliferación de teorías pseudocientíficas derivadas de observaciones sesgadas, contribuyendo a mitos y concepciones erróneas sobre la Hipnosis.

Estos mitos incluyen la idea de que cualquier persona puede ser hipnotizada, el poder especial del hipnotizador, la imposibilidad de falsear relatos bajo Hipnosis, la pérdida de control del comportamiento y la supuesta pérdida de conciencia.

La clarificación de estos mitos es esencial para un abordaje serio y objetivo de la Hipnosis. La investigación ha refutado empíricamente algunas creencias erróneas, como la noción de que la Hipnosis implica pérdida de conciencia.

Se destaca que el sujeto hipnotizado participa activamente y que el hipnotizador no posee un poder especial, sino que la efectividad depende de las habilidades del terapeuta y las capacidades del sujeto.

Además, se desmitifica la idea de que el individuo bajo Hipnosis realizará cualquier cosa solicitada y se pierde el control del comportamiento.

La evidencia sugiere que el sujeto conserva su capacidad de decisión y puede negarse a seguir sugestiones. Se aborda la noción de involuntariedad, señalando que los informes de pérdida de control se relacionan más con el contexto y las expectativas que con una verdadera falta de control.

En resumen, desmitificar estos aspectos contribuye a una comprensión más precisa y profunda de la Hipnosis, promoviendo la participación del sujeto y generando expectativas positivas.

Conclusión sobre sugestiones

En conclusión, este artículo explora la Hipnosis como una herramienta valiosa en la Psicología Clínica y de la Salud, destacando su aplicación en el manejo del dolor, trastornos psicofisiológicos y psicopatológicos.

El protocolo operativo aborda las fases preinductiva, inductiva y poshipnótica, enfatizando la importancia de desmitificar conceptos erróneos. La Hipnosis, respaldada por evidencia científica, emerge como una aliada efectiva en programas cognitivo-conductuales.

La comprensión precisa y la superación de mitos fomentan la cooperación del paciente, contribuyendo así a transformaciones integrales en el bienestar mental y emocional.

Jorge Juan Roca Jorge Juan Roca (168 Posts)

Soy un experto en hipnosis clínica y psicología con una destacada carrera profesional. Desde 1991, tengo un doctorado honoris causa en Hipnosis Clínica y soy profesor titular en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), España, donde también me licencié cum laude. Trabajo en la Consejería de Sanidad Pública de Valencia y presido varias organizaciones, incluida la Federación Internacional de Asociaciones de Hipnosis Clínica (FIAHC) y la revista Hipnosis Magazine. Tengo un doctorado en Psicología Clínica (USA, registro UD82290PS91507) y soy especialista en adicciones, diagnóstico clínico, y terapias alternativas. He escrito 34 libros sobre Hipnosis Clínica y soy director en EOH. Además, administro HPsis Hipnoterapia Clínica SL y Jorge Juan Producciones SL. Formo parte de la Sociedad Internacional de Hipnosis Clínica (SIHC), el Consejo Latinoamericano de Hipnoterapeutas, y el Institute of Professional Psychologists. Soy un psicoterapeuta reconocido internacionalmente y conduzco el programa "La Salud esta tarde" en Radio COPE. Para más información, visita mi perfil en LinkedIn, también conocido como Joan Luz.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *