Lenguaje no verbal en la Hipnosis Clínica

Escuela EOH

Es esencial para el terapeuta de Hipnosis detectar el lenguaje no verbal del paciente durante la sesión, mediante la interpretación de sus respuestas ideomotoras y comportamiento, para proporcionar las sugestiones adecuadas que le brinden al paciente una experiencia positiva durante y después de la terapia.

Al observar y analizar los movimientos corporales, gestos, expresiones faciales, murmullos o tics que el paciente exhibe inconscientemente durante el trance hipnótico. El terapeuta puede evaluar su conducta ideo motora y evitar cualquier impacto emocional negativo que pueda perjudicar al paciente, guiándolo hacia estados emocionales positivos para lograr los resultados esperados en la terapia.

Al observar y analizar los movimientos corporales, gestos, expresiones faciales, murmullos o tics que el paciente exhibe inconscientemente durante el trance hipnótico.

La relación que existe entre la Hipnosis Clínica y el lenguaje no verbal

Observando y analizando conscientemente el Comportamiento No Verbal durante las interacciones sociales, es posible comprender las verdaderas intenciones del sujeto a través de sus actitudes, sin recurrir a la intuición.

La comunicación no solo se basa en el Canal Expresivo Verbal, sino también en los Canales Expresivos No Verbales, mediante los cuales el cuerpo se expresa de manera consciente e inconsciente. Estos canales se dividen en Expresión Facial, Gestos, Posturas, Oculésica, Proxémica, Paralenguaje, Háptica (Tacto) y Apariencia, los cuales son objeto de estudio.

Las emociones se reflejan de manera evidente en las expresiones faciales, las cuales son los indicadores más claros que los individuos utilizan para manifestar sus estados emocionales. No obstante, es importante tener en cuenta que un gesto nunca se analiza de forma aislada, sino en su conjunto y en el contexto correspondiente.

Al analizar el Comportamiento No Verbal, es común comenzar con una visión global para posteriormente concentrarse en los detalles particulares. Durante una sesión de Hipnosis Clínica, resulta esencial que el terapeuta observe y analice el Comportamiento No Verbal del sujeto hipnotizado. Lo que se conoce como Conductas o Respuestas Ideomotoras en la Hipnosis.

Técnica Ericksoniana para el lenguaje no verbal en la práctica clínica

Milton Erickson empleó esta técnica en la práctica clínica, y la describió detalladamente en su trabajo «Historical Note on the Hand Levitation and Other Ideomotor Techniques». Sin embargo, la teoría de que los movimientos musculares pueden ser independientes de los deseos y emociones conscientes fue presentada por primera vez alrededor de 1852 por William Carpenter.

Las Conductas Ideo-motoras son un tipo de comportamiento no verbal que se manifiesta de manera involuntaria. Son la reacción del cuerpo ante nuestros pensamientos. Estas conductas se manifiestan físicamente y también tienen una experiencia mental. Las respuestas son automáticas y están relacionadas con el sistema nervioso autónomo o vegetativo.

Las conductas ideomotoras pueden ser utilizadas en hipnoterapia como un medio para inducir y profundizar el trance, así como para obtener información del sujeto.

Los terapeutas deben tener conocimientos en lenguaje No Verbal para poder interpretar las respuestas ideo motoras del sujeto. Lo que implica observar todo el cuerpo del sujeto, incluyendo la rigidez y flexibilidad de los músculos y articulaciones.

Las conductas ideo-motoras también se pueden utilizar para la terapia orientada al insight. La revisión de los contenidos inconscientes y la confirmación de la profundidad del trance, entre otros propósitos terapéuticos.

La comunicación ideo-motora ocurre cuando hay cambios en la rigidez de las articulaciones y la expresión facial, como mover un dedo, girar el cuello, levantar la punta del pie, fruncir el ceño, entre otros. Estos movimientos son inconscientes y pueden indicar al clínico si la experiencia del sujeto en estado hipnótico es positiva o negativa. Dependiendo de la rigidez o flexibilidad de las articulaciones y la expresión facial.

Señales a tener en cuenta

Debe tenerse en cuenta que el comportamiento no verbal está estrechamente ligado al contexto verbal o no verbal en el que se produce. Para interpretar correctamente los movimientos, el clínico debe conocer el contexto y el proceso psicológico que los provoca.

La Hipnosis es un proceso psicológico que siempre implica una experiencia emocional de diferente calidad e intensidad. La emoción, motivación y cognición son procesos psicológicos fundamentales que se reflejan en el cuerpo del individuo a través de los Canales Expresivos No Verbales de la comunicación.

Estos canales pueden ser utilizados como complemento del lenguaje verbal o pueden expresar el estado emocional del individuo de forma autónoma. Entre los canales de expresión no verbal, las expresiones faciales son las más evidentes y tienen la capacidad de mostrar una gran variedad de emociones.

En 1972, Paul Ekman y Wallace Friesen llevaron a cabo investigaciones que concluyeron que ciertas expresiones faciales son universales y básicas en los seres humanos. En consecuencia, crearon una lista de emociones fundamentales que incluye la alegría, la tristeza, el miedo, la sorpresa, el asco, la ira y el desprecio.

Es importante destacar que la alegría es una emoción positiva, mientras que la sorpresa es neutral, y la tristeza, el miedo, el asco, la ira y el desprecio son emociones negativas.

Expresiones faciales en el lenguaje no verbal

Cuando se examinan y evalúan las expresiones faciales, es esencial considerar que durante el estado hipnótico. Las personas suelen experimentar una sensación de calma, serenidad y relajada, lo que se traduce en una disminución de la actividad motora. Las expresiones faciales y los movimientos corporales también se ven afectados por este estado de relajación. Se observa que aparecen con más lentitud y son más duraderos en el tiempo en comparación con el estado consciente del sujeto.

Es crucial que los expertos en salud mental sean lo suficientemente competentes para detectar, analizar e interpretar las expresiones faciales. Con el fin de guiar al individuo hacia estados emocionales positivos. Sin embargo, es importante destacar que las micro expresiones faciales son diferentes.

Las microexpresiones son contracciones musculares faciales involuntarias y automáticas, que surgen del inconsciente. Su duración es sumamente breve, siendo aproximadamente la vigésima parte de un segundo.

Es casi imposible producir estos movimientos perfectamente de manera consciente o falsearlos. Las micro expresiones pueden proporcionar información sobre el estado emocional genuino de una persona, sin importar su estado de conciencia o la situación en la que se encuentre.

En 1978, Ekman desarrolló el Sistema de Codificación de Acciones Faciales (FACS), que permite clasificar todas las posibles expresiones faciales y, de esta manera, identificar la emoción que el sujeto está expresando mediante el movimiento de los músculos faciales.

Conclusión

Detectar microexpresiones con el FACS es difícil, incluso para un profesional calificado en el campo del Comportamiento No Verbal y Detección de la Mentira, que esté adecuadamente entrenado en la técnica. No obstante, el conocimiento obtenido a través del análisis del Comportamiento No Verbal, incluyendo el FACS y otras técnicas relevantes. Resultan valiosos para evaluar el estado emocional del individuo durante las sesiones de Hipnosis.

Para alcanzar estados emocionales positivos, es necesario una observación constante del sujeto en estado hipnótico, sin depender exclusivamente de un guión o script preestablecido. El Hipnoterapeuta Pedro Alcaraz (2014) enfatiza la importancia de la observación detallada de las respuestas del sujeto a las sugestiones para ajustar la inducción a las necesidades del sujeto en cada momento y lograr el propósito buscado.

Para lograrlo, es necesario examinar y comprender el comportamiento no verbal del sujeto, lo cual incluye su conducta ideo motora y sus expresiones faciales. El uso exclusivo de guiones sin la observación de las respuestas del sujeto puede llevar a sugestiones inadecuadas y al fracaso de la terapia.

Jorge Juan Roca Jorge Juan Roca (112 Posts)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *