La ansiedad quirúrgica en niños

Escuela EOH

La inclusión de un programa que ayude a disminuir la preocupación y la ansiedad de los pacientes antes de la cirugía aún no es considerada relevante por la mayoría de los hospitales.

A pesar de eso, en los últimos tiempos se han implementado variadas iniciativas y programas en el ámbito pediátrico con el fin de lograr tal propósito. La humanización de los hospitales ha impulsado la creación de proyectos que buscan una mejor asimilación de los protocolos quirúrgicos.

La ansiedad se vuelve patológica cuando es tan intensa que desequilibra los sistemas de respuesta entre la persona y su entorno.

Creemos firmemente que no hay nada más representativo de los seres humanos que cumplir con nuestras responsabilidades. La labor médica y la curación de una dolencia demandan una gran dosis de humanidad, a pesar de estar respaldadas por la ciencia y buscar resultados efectivos y eficientes.

La ansiedad es una respuesta natural e involuntaria

Que experimenta nuestro cuerpo ante situaciones que percibimos como amenazantes o peligrosas, ya sean estímulos externos o internos. Este concepto tiene sus raíces en el latín anxietas y es una parte inherente de nuestra naturaleza humana.

Dichos sentimientos están vinculados a sensaciones desagradables o signos físicos de estrés. Por consiguiente, es fundamental estar alerta a esta señal de advertencia que nos indica la presencia de un peligro inminente y nos permite tomar las medidas necesarias para hacer frente a una amenaza.

La ansiedad adaptativa es esencial para poder manejar situaciones estresantes en nuestro día a día.  La ansiedad se vuelve patológica cuando es tan intensa que desequilibra los sistemas de respuesta entre la persona y su entorno.

En el mes de diciembre de 2016, se llevó a cabo una investigación en las bases de datos: Web of Knowledge, COCHRANE y EMBASE mediante una interrogante clínica con su estructur definida. Así, se emplearon múltiples combinaciones de los términos en español e inglés siendo los principales los siguientes:

  • Preoperatorio
  • Anestesia
  • Ansiedad
  • Estrés y pediatría, sin ninguna limitación temporal.

Se consideraron los estudios que analizaban la ansiedad perioperatoria en niños y eran ensayos aleatorizados, con una puntuación de 4-5 en la escala de JADAD. Se estableció un formato para revisar los artículos que recopilaban información como el nombre del autor, el año de publicación, entre otras características.

Enfrentarse a la evidencia sobre este tema se vuelve complicado debido a la dificultad de encontrar un instrumento de medida válido, confiable y exclusivo. Encontrar una manera de comparar los resultados de la medición de la ansiedad o el estrés resulta algo complicado.

Antes de la operación

Tanto los niños como los padres pueden sentir mucho estrés antes de una operación. Cambios en la rutina diaria, estar en un lugar desconocido con personas nuevas, separación de la familia, el miedo y la incertidumbre de la cirugía pueden provocar ansiedad, según Brennan en 1994 y Feldman en 1998.

Los niños son especialmente vulnerables, ya que todavía no cuentan con las herramientas necesarias para controlar situaciones conflictivas.

Sumado a lo anterior, la relación padres-hijos es esencial para el equilibrio psicológico del niño. Ya que es común que el estrés y la ansiedad de los padres se transmitan al hijo. Por lo tanto, es necesario tener en cuenta tanto a padres como a hijos al tratar este problema.

Resulta fascinante cómo este fenómeno se manifiesta de manera destacada en los bebés. Ya que es en esta etapa de la vida cuando aprendemos a desenvolvernos en situaciones sociales desconocidas a través de la referencia social, tomando como ejemplo las emociones de aquellos que nos cuidan.

No podemos dejar de lado la relevancia de las pruebas encontradas que indican que los pacientes más jóvenes experimentan una reacción emocional más intensa ante la hospitalización que los niños mayores. Esto demuestra la importancia de considerar la edad al abordar estos aspectos emocionales.

En consecuencia

Los niños pequeños de 1 a 3 años se encuentran más aislados socialmente y dependen más de las personas cercanas. Su limitada experiencia de vida no los protege cuando están en el hospital.  Los niños pequeños no tienen la capacidad de pensar de manera abstracta y su noción del tiempo es muy limitada.

Esto, junto con la mentalidad mágica de los niños, puede hacer que estos pacientes consideren la experiencia quirúrgica como un castigo traumático. Los niños en la escuela muestran un pensamiento lógico más avanzado, con experiencias realistas. Demostrando así una mayor sensibilidad hacia la enfermedad y la separación de su entorno habitual.

Al final, los jóvenes parecen requerir mayor privacidad e independencia que los adultos, con un marcado crecimiento de inquietudes sobre la pérdida de control. Hay estudios que demuestran que la inducción anestésica puede causar ansiedad en un alto porcentaje de pacientes, ¡no dejes que te afecte!

Según Greenberg en 1996 y Holm-Knudsen en 1998, es esencial disminuir la ansiedad y el estrés durante la inducción anestésica para evitar consecuencias negativas a nivel fisiológico y psicológico.

De igual manera, se ha constatado que la preocupación previa a la cirugía está relacionada con una mayor agitación después de la operación y con la aparición de comportamientos negativos en el periodo postoperatorio. Además, los efectos de la ansiedad y la angustia perioperatoria pueden extenderse más allá de dicho periodo.

¿Sabías que la administración de ansiolíticos antes de la operación puede ayudar a aliviar la ansiedad en los niños?

También, contribuye a que los padres y los hijos estén separados y reduce los comportamientos disruptivos durante la anestesia.

No pierdas la oportunidad de brindarles a tus pequeños una experiencia más relajada y sin estrés. Sin embargo, la medicación previa tiene sus restricciones y plantea ciertos inconvenientes que requieren la búsqueda de otras opciones válidas. Los padres y acompañantes del menor no son contemplados en la premedicación, ya que no suelen recibir ningún tipo de ansiolítico.

En contraste, los niños pueden oponerse a ingerir cualquier medicamento, ya sea disfrazado en otro líquido o tomado sin más. Recordemos que los medicamentos pueden ocasionar cambios en el comportamiento después de la cirugía, como reacciones inesperadas y retrasos en el despertar y en la salida del paciente.

La seguridad es un aspecto fundamental a considerar, ya que la premedicación farmacológica puede implicar un riesgo de depresión respiratoria. Es necesario controlar de manera más efectiva al paciente para evitar posibles lesiones por golpes involuntarios contra los muebles cercanos.

Es necesario tener en cuenta que la premedicación farmacológica genera un gasto extra. Ya que implica el uso de varios medicamentos y la presencia de más personal en el lugar donde se administra y controla al paciente.

Todo esto ha provocado un movimiento en diversas unidades de atención que buscan reducir la ansiedad perioperatoria a través de programas e iniciativas que no se basen principalmente en la medicación preoperatoria como tratamiento principal.

Es esencial llevar a cabo un plan de preparación antes de la cirugía en niños, ya que esto evita los efectos negativos de la ansiedad y el estrés, como se demostró en el estudio de Kain y Fortier. Además, nos facilita nuestra tarea como personal hospitalario.

Jorge Juan Roca Jorge Juan Roca (168 Posts)

Soy un experto en hipnosis clínica y psicología con una destacada carrera profesional. Desde 1991, tengo un doctorado honoris causa en Hipnosis Clínica y soy profesor titular en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), España, donde también me licencié cum laude. Trabajo en la Consejería de Sanidad Pública de Valencia y presido varias organizaciones, incluida la Federación Internacional de Asociaciones de Hipnosis Clínica (FIAHC) y la revista Hipnosis Magazine. Tengo un doctorado en Psicología Clínica (USA, registro UD82290PS91507) y soy especialista en adicciones, diagnóstico clínico, y terapias alternativas. He escrito 34 libros sobre Hipnosis Clínica y soy director en EOH. Además, administro HPsis Hipnoterapia Clínica SL y Jorge Juan Producciones SL. Formo parte de la Sociedad Internacional de Hipnosis Clínica (SIHC), el Consejo Latinoamericano de Hipnoterapeutas, y el Institute of Professional Psychologists. Soy un psicoterapeuta reconocido internacionalmente y conduzco el programa "La Salud esta tarde" en Radio COPE. Para más información, visita mi perfil en LinkedIn, también conocido como Joan Luz.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *