Fortalecimiento del ego mediante Hipnosis

Escuela EOH

Hace más de cuarenta años, Hartland introdujo el concepto de «fortalecimiento del ego» en la Hipnosis Clínica. Lo cual era innovador en este ámbito, pero estaba relacionado con la importancia que el psicoanálisis daba al ego.

Hartland trabajaba con hipnoanálisis y se sorprendió por la eficacia de las sugestiones directas que estaba utilizando, aunque recomendaba usarlas antes y después de la exploración hipnótica. En la psicología dinámica, la fuerza del ego radica en su capacidad para enfrentar la realidad externa y equilibrar las presiones del «ello» y del «super-yo».

Según Freud, el yo está sometido a tres servidumbres y amenazado por tres peligros distintos. Sin embargo, en otros enfoques no psicoanalíticos, se ha dado una importancia fundamental al ego o yo. Por ejemplo, Maltz destacó la importancia de la autoimagen para la psico cibernética, un concepto que tuvo mucho éxito en la literatura de autoayuda.

Aproximadamente el 85% de sus pacientes experimentan un alivio considerable gracias a las técnicas de fortalecimiento del ego

Aunque no utilizó la Hipnosis, Maltz recomendó las técnicas de visualización y sugirió que un buen concepto de uno mismo era necesario antes de trabajar en la consecución de metas externas.

Según Stanton (1990)

Aproximadamente el 85% de sus pacientes experimentan un alivio considerable gracias a las técnicas de fortalecimiento del ego, mientras que Hartland informó un 70% de mejoría. Torem (1990) considera que estas técnicas son apropiadas para cualquier paciente que busca aliviar su sufrimiento, independientemente de los síntomas que presente.

Es como decir que una nutrición saludable es beneficiosa para cualquier paciente, independientemente de su diagnóstico. La mayoría de los profesionales de la salud mental estarían de acuerdo con este punto de vista. Phillips y Frederick (1992) sostienen que la progresión hipnótica es un indicador importante del progreso terapéutico y una herramienta fundamental para fortalecer el ego.

Esta técnica, menos conocida que la regresión, implica dirigir al paciente bajo Hipnosis hacia un futuro en el que ha alcanzado sus metas terapéuticas. Frederick y McNeal  han compilado una amplia gama de procedimientos hipnóticos y no hipnóticos para fortalecer el ego, y han introducido el concepto de «fuerza interna».

Aunque la técnica original de Hartland es adecuada para pacientes auditivos, estas autoras sugieren que el uso de imágenes puede ayudar a los pacientes que representan la realidad de manera preferentemente visual.

También, señalan que los pacientes que han sufrido traumas graves no son los candidatos ideales para utilizar directamente la técnica de fortalecimiento del ego descrita por Hartland. Ya que se necesita una atención especial para trabajar con pacientes con trastornos disociativos y traumas.

Uso de la hipnoterapia para el  fortalecimiento del ego

Distintas investigaciones han demostrado las posibilidades prometedoras del modelo de sugestiones. Debido a la naturaleza del enfoque, estos estudios han abarcado un amplio espectro. Por ejemplo, Palan y Lakhani combinaron la técnica de «ego-strengthening» con Hipnosis en un caso de hemoptisis relacionado con la ansiedad ante los exámenes, obteniendo la remisión de los síntomas.

Aunque el abordaje con «ES» redujo la ansiedad aguda, los autores concluyeron que el resultado definitivo se logró mediante la reestructuración de una situación traumática después de la exploración. Torem examinó el uso de la Hipnosis en trastornos alimentarios y recomendó estudiar la dinámica subyacente a dichos trastornos.

En un estudio interesante, de Klerk y colaboradores  utilizaron la Hipnosis para aliviar la ansiedad y la depresión en pacientes sometidos a un bypass coronario. La técnica de «ego-strengthening» fue efectiva para este propósito, mostrando diferencias significativas entre el grupo de control y el grupo experimental.

Grøndahl y Rosvold recomendaron el uso de la Hipnosis combinada con sugestiones de «ego-strengthening», relajación, disminución de la presión muscular y aumento de la autoeficacia para pacientes con dolor crónico generalizado.

El grupo de tratamiento mejoró sus síntomas, mientras que en el grupo de control se observó un deterioro. Finalmente, Barker, Jones y Greenlees comprobaron la eficacia del enfoque de sugestiones combinado con Hipnosis para mejorar la autoeficacia y el rendimiento en el juego de fútbol conocido como «soccer wall».

Técnica de Hartland

El fragmento presentado describe un proceso de sugestión hipnótica altamente directiva. En el cual el paciente es inducido a un estado de profundo sueño y relajación mediante técnicas hipnóticas formales. Durante este proceso, el terapeuta presenta una serie de sugestiones altamente directivas que son destinadas a influir en el pensamiento y comportamiento del paciente de una manera significativa y duradera. Esto, con el fin de generar un fortalecimiento del ego

Las sugestiones presentadas en el fragmento son variadas y abarcan una amplia gama de aspectos de la vida del paciente, como su nivel de energía, su capacidad de concentración y memoria, su estado emocional y su capacidad de confiar en sí mismo.

Todas estas sugestiones tienen en común que son presentadas de manera altamente directiva y sugestiva. Esto, con el fin de que el paciente las acepte sin cuestionarlas y las integre en su pensamiento y comportamiento subconsciente.

El objetivo final de este proceso de sugestión hipnótica es que el paciente experimente una mejora significativa en su bienestar psicológico y emocional. Así como en su capacidad para enfrentar y superar los desafíos de la vida cotidiana. El terapeuta presenta estas sugestiones de una manera persuasiva y convincente, utilizando técnicas hipnóticas efectivas para garantizar que el paciente las acepte y las integre en su vida diaria de una manera efectiva y duradera.

El método de Barnett

La siguiente técnica para el fortalecimiento del ego puede ser utilizada con la ayuda de señales ideomotoras. Es una versión adaptada de la técnica de Barnet. Primero, se busca afirmar la creencia del paciente en la importancia y valía de la humanidad, explorando sus afirmaciones al respecto.

En el segundo paso, se convence al paciente de aceptarse a sí mismo como un ser humano importante y valioso. En el tercer paso, se ayuda al paciente a aceptar sus sentimientos y se establece una «cadena de sí», dejando ir los sentimientos negativos.

Se busca reforzar la idea de que es normal tener una variedad de sentimientos, sean agradables o desagradables, y que no hay razón para sentirse avergonzado, culpable o violento por ello. El paciente tiene el derecho a mantener sus sentimientos y también el derecho a dejarlos ir cuando ya no los necesite. Si el paciente está de acuerdo con todas estas ideas, se indicará con la señal ideomotora del dedo levantado.

Puedes liberarte de los sentimientos desagradables y antiguos que ya no necesitas llevar contigo.

Si sientes que te estás deshaciendo de ellos, puedes mantener esa libertad y evitar sentir esos sentiSmientos otra vez. Si los necesitas en algún momento, tienes el derecho de sentirlos de nuevo, pero si no, puedes sentirte feliz, amado y seguro.

Ahora, me gustaría llegar a un acuerdo con tu inconsciente, para que siempre respetes tus sentimientos. Si estás de acuerdo, levanta tu dedo del sí. Aprecia tus sentimientos y los de tu inconsciente, ya que ambos tienen derecho a ellos. Escucha tus sentimientos y respétalos. Nunca menosprecies a tu inconsciente por tener sentimientos desagradables, busca siempre formas mejores de cuidarte a ti mismo.

No permitas que nadie menosprecie a (nombre del paciente), ya que él es igual de bueno que cualquier otro. Es importante que lo protejas de aquellos que tengan la intención de hacerle daño y lo cuides en todo momento. Además, quiero que sientas afecto por él y que lo quieras. Si estás de acuerdo con todo esto, levanta tu dedo del sí.

Al hacerlo, cosas maravillosas comenzarán a suceder. Te sentirás seguro y a salvo, con la respuesta a muchas preguntas que antes te confundían. Sabrás cómo manejar las cosas y te sentirás bien contigo mismo. Si te sientes bien ahora, levanta tu dedo del sí.

Confianza basada en resultados versus confianza incondicional

El terapeuta debe tomar una decisión en cuanto al tratamiento a seguir. Una opción es utilizar sugestiones para fortalecer el ego del paciente a través de éxitos previos, emociones positivas y experiencias satisfactorias en su realidad. Sin embargo, si el paciente carece de estos recursos, la alternativa es fomentar la confianza incondicional en sí mismo.

Aunque puede resultar difícil debido a la sociedad que nos enseña a confiar en nosotros mismos basándonos en comparaciones y resultados positivos. Este enfoque evita el círculo vicioso de baja autoestima y autoimagen negativa. La autoestima es importante para el logro de objetivos y el afrontamiento de retos.

Por tanto, el autor del artículo defiende que la terapia debe apoyarse en una autoestima incondicional basada en la aceptación de sí mismo y de los demás para evitar las fluctuaciones que surgen en diferentes etapas de la vida. La estabilización del concepto del paciente sobre sí mismo es crucial en cualquier trastorno psicológico para mejorar su realización personal y su desenvolvimiento.

Jorge Juan Roca Jorge Juan Roca (112 Posts)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *