Enfoque terapéutico de la Hipnosis

Escuela EOH

A lo largo de mi extensa trayectoria como psicoterapeuta, he observado que la incorporación habitual de la Hipnosis con enfoque terapéutico en mi trabajo clínico me ha llevado de manera natural a adoptar un fijación en mi práctica profesional.

Cuando empleamos la Hipnosis como parte integral de la terapia, todas las diversas corrientes psicológicas existentes se combinan en una única perspectiva terapéutica.

Esta herramienta especial nos brinda la capacidad de acceder de manera directa al inconsciente. Una parte de la mente que no está limitada por las circunstancias inmediatas y que actúa como el almacén de los códigos que utilizamos para interpretar la realidad a lo largo de nuestras vidas.

En el enfoque terapéutico, nos enfocamos en las personas y sus patrones de pensamiento individuales en vez de centrarnos en etiquetas.
En el enfoque terapéutico, nos enfocamos en las personas y sus patrones de pensamiento individuales en vez de centrarnos en etiquetas.

La Hipnosis nos permite explorar el paisaje interior de cada individuo de una manera profunda y única. Sin importar si uno está influenciado por enfoques conductistas, psicoanalíticos, humanistas o cognitivos en su formación inicial, la Hipnosis se convierte en un puente hacia el núcleo de la experiencia humana.

En cuanto al enfoque terapéutico

Las divisiones y las etiquetas desaparecen gradualmente. Lo que emerge es un enfoque ecléctico que se adapta y se ajusta a las necesidades individuales de cada cliente.

A medida que exploramos el inconsciente con la Hipnosis, nos sumergimos en un viaje de autodescubrimiento que trasciende las fronteras de las teorías y escuelas psicológicas.

La Hipnosis nos brinda la capacidad de ir más allá de las limitaciones de la mente consciente y explorar las profundidades del subconsciente. Aquí, encontramos patrones de pensamiento arraigados, creencias fundamentales y experiencias que influyen en la forma en los patrones sociales de relacionamiento.

Este enfoque ecléctico, basado en la Hipnosis, nos permite comprender y abordar una amplia gama de problemas emocionales y psicológicos de manera más efectiva. Al trabajar directamente con el inconsciente, podemos ayudar a nuestros clientes a transformar y sanar de una manera que resuene profundamente con su ser interior.

Todos los enfoques de tratamiento psicológico afectan al subconsciente de alguna manera, y un ejemplo de esto es el enfoque conductista. El cual, se apoya en las leyes del aprendizaje para explicar la conducta problemática o la falta de adaptación a un entorno particular.

El psicoanálisis y las terapias derivadas de él sostienen que los trastornos actuales tienen sus raíces en experiencias traumáticas pasadas. Otros enfoques se centran en corregir cogniciones erróneas o analizar cómo las personas son influenciadas por las relaciones y la posición social para construir su identidad.

En última instancia, todos estos modelos deben abordar el subconsciente. Esa parte de la mente con la que no interactuamos directamente, sino que tratamos de comprender.

Esto facilita la autoevaluación y la identificación de los estímulos que desencadenan emociones específicas, así como una comprensión más profunda del significado de las relaciones y las situaciones.

En resumen el enfoque terapéutico

Nos permite entender que relacionarnos con el subconsciente es un enfoque psicoterapéutico específico que se centra en individuos concretos. La idea principal es que no es necesario adherirse exclusivamente a los principios de un enfoque humanista, sino que es más beneficioso adoptar un enfoque ecléctico.

Esto implica la posibilidad de utilizar conceptos y terminología de otros modelos psicoterapéuticos relevantes en el campo de la terapia psicológica cuando sea necesario.

Aunque reconocemos la importancia de las ideas de otras corrientes en la terapia. No consideramos que las categorías nosológicas o los diagnósticos sean la base fundamental de nuestro enfoque.

En nuestro enfoque terapéutico, nos enfocamos en las personas y sus patrones de pensamiento individuales en lugar de centrarnos en etiquetas diagnósticas. Si bien reconocemos la relevancia de las ideas relacionadas con los trastornos psicológicos en nuestra práctica clínica, entendemos que estas son en su mayoría herramientas instrumentales.

Nuestra experiencia a lo largo de los años nos ha enseñado los riesgos de obsesionarnos con la búsqueda de un diagnóstico. En lugar de ello, nuestro objetivo primordial es catalizar cambios positivos en la vida de quienes buscan ayuda. Creemos que etiquetar a las personas puede ser peligroso, ya que puede influir en sesgos y, en ciertos casos, limitar la efectividad de la terapia.

En lugar de adherirnos rígidamente a una categoría diagnóstica, preferimos abordar las preocupaciones y desafíos de cada individuo de manera personalizada. Consideramos que cada persona es única y, por lo tanto, merece un enfoque terapéutico que refleje su singularidad.

Ser conscientes

De los posibles prejuicios asociados con los diagnósticos es fundamental en el proceso terapéutico. Al hacerlo, no solo estamos cumpliendo con nuestro deber ético como profesionales de la salud mental, sino que también estamos creando un ambiente terapéutico más genuino, colaborativo y centrado en la persona.

El reconocimiento de los prejuicios implícitos en la evaluación diagnóstica nos permite evitar estigmatizar a las personas por sus condiciones de salud mental. En lugar de etiquetar a alguien con un diagnóstico, nos enfocamos en comprender sus experiencias, emociones y desafíos individuales. Esto nos permite ver a la persona detrás de la etiqueta, lo que es esencial para un tratamiento eficaz.

Nuestro compromiso es promover el bienestar y el cambio positivo. Esto significa trabajar junto a nuestros clientes para identificar sus metas personales y ayudarles a desarrollar estrategias para alcanzarlas.

No se trata simplemente de «arreglar» un diagnóstico, sino de empoderar a las personas para que vivan vidas más saludables y satisfactorias.

En última instancia, nuestro objetivo es trascender las etiquetas diagnósticas. No queremos que las personas se definan por sus condiciones de salud mental, sino que las vean como una parte de su experiencia, una que puede ser comprendida y gestionada, pero que no define su identidad.

Queremos ayudar a las personas a encontrar su propio camino hacia el bienestar y la plenitud, independientemente de las etiquetas que puedan haber recibido en el pasado. En este espacio terapéutico, trabajamos juntos para construir un futuro más brillante y más allá de las limitaciones impuestas por los diagnósticos.

Jorge Juan Roca Jorge Juan Roca (168 Posts)

Soy un experto en hipnosis clínica y psicología con una destacada carrera profesional. Desde 1991, tengo un doctorado honoris causa en Hipnosis Clínica y soy profesor titular en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), España, donde también me licencié cum laude. Trabajo en la Consejería de Sanidad Pública de Valencia y presido varias organizaciones, incluida la Federación Internacional de Asociaciones de Hipnosis Clínica (FIAHC) y la revista Hipnosis Magazine. Tengo un doctorado en Psicología Clínica (USA, registro UD82290PS91507) y soy especialista en adicciones, diagnóstico clínico, y terapias alternativas. He escrito 34 libros sobre Hipnosis Clínica y soy director en EOH. Además, administro HPsis Hipnoterapia Clínica SL y Jorge Juan Producciones SL. Formo parte de la Sociedad Internacional de Hipnosis Clínica (SIHC), el Consejo Latinoamericano de Hipnoterapeutas, y el Institute of Professional Psychologists. Soy un psicoterapeuta reconocido internacionalmente y conduzco el programa "La Salud esta tarde" en Radio COPE. Para más información, visita mi perfil en LinkedIn, también conocido como Joan Luz.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *