El inconsciente y su cronología

Escuela EOH

Contrariamente a la creencia popular, no fue Freud quien descubrió el inconsciente. El autor nos muestra el desarrollo del concepto de este aspecto de la actividad mental del hombre, y fueron los Nuevos ensayos sobre el entendimiento humano de Leibniz los primeros en tratar el tema filosóficamente en un sentido más amplio que Platón, Agustín o Montaigne y Descartes.

Naturalmente, el surgimiento de un concepto en contextos históricos y sociales sirve como factor determinante para que ese concepto sea aceptado o rechazado. Así, la propuesta de Leibniz, por ejemplo, llega a la cima del racionalismo, que sobreestima la conciencia humana y las máquinas.

 

Cuando Voltaire decide burlarse de él en una obra de teatro, aumenta la probabilidad de que sea mal recibido. Debe esperar al romanticismo, que eventualmente conducirá a un cambio en el énfasis de la sociedad de la cabeza al corazón entre artistas, filósofos, médicos y otros profesionales.

La Hipnosis y el inconsciente

Las contribuciones a la comprensión del inconsciente hechas por individuos como Shcubert, Scherner, Eaden, Herbert, Carus, y Hartman fueron ordenadas cronológicamente. La práctica reemplazó a la teoría y las creaciones de Mesmer comenzaron a tomar forma.

La Hipnosis tuvo un efecto significativo, y tanto los charlatanes como los no charlatanes tuvieron su parte de seguidores hipnóticos.

El discípulo más serio fue Pysegur, cuya visión estaba mucho más allá del propio Mesmer. Pierre Janet aplica su experiencia de la Hipnosis para explicar el fenómeno de la histeria.

Lo mismo ocurre con Frédéric Meyers y Charcot, quienes, con sus investigaciones y especulaciones, allanaron el camino para que Breuer y Freud abordaran este tema, publicaran sus observaciones y eclipsaran todas las demás contribuciones.

Una extraña maniobra

Freud comienza a psicoanalizarse a sí mismo en 1897 un peligroso viaje a las profundidades de su inconsciente.

A lo largo de los años, hasta 1915, Freud formuló la idea de tres instancias:

El instinto, el yo y el superyó, y el aparato psíquico que actúa sobre el inconsciente o el consciente, según el grado de cambio.

En sus palabras, el afrontamiento es el tercer golpe al narcisismo humano. Copérnico y Darwin escribieron respectivamente los dos primeros: excluir al hombre del centro del universo y desacreditar el origen divino del hombre.

Jung, Klein, Bowlby, Berne y Laing se encontraban entre las muchas personas que siguieron a Freud. Surgieron principalmente en las décadas de 1950 y 1960, junto con su influencia tanto en la práctica del psicoanálisis como en el arte.

Por el contrario, Tallis presta una atención considerable a la evolución de las teorías cognitivas, que tienen sus raíces en las teorías informáticas de Turing y Babbage, el trabajo de Dixon sobre la percepción subliminal, el trabajo de Cherry sobre la audición dicótica y El inconsciente cognitivo de Kihlstrom de 1987 reconoció como un hecho que «bajo ciertas condiciones, los significados y sus implicaciones pueden entenderse en ausencia de conciencia».

Análisis de Teoría reduccionistas

Tallis es psicóloga clínica y profesora de psicología clínica y neurociencias en el Imperial College London.

En su análisis de las teorías reduccionistas del neurocirujano Penfield, se incluyen el trabajo neurofisiológico de Libet sobre el registro de los potenciales de respuesta cerebral evocados, la investigación de Sperry sobre el cerebro dividido, que continuaron Gazzaniga y Le Doux, y la investigación de Damasio sobre el aprendizaje inconsciente, esta es una buena combinación.

Decir que al poner demasiado énfasis en el inconsciente se ha cometido el pecado de omisión en el que no se define la conciencia se ha convertido casi en un tópico. En este sentido, no se puede excusar a Tallis, a pesar de que su error fue menor porque nunca afirmó explícitamente que su objetivo fuera sugerir un modelo de actividad psíquica humana.

Sin ser tan extenso como el descubrimiento del inconsciente, un clásico de Henri Ellenberger. La historia y evolución de la psiquiatría dinámica, 1970, de Tallis, es una actualización útil y amena sobre el desarrollo de una teoría cuya validez no se puede cuestionar sin al menos exponerse a la acusación de tener alguna motivación intelectual encubierta.

Un elemento fundamental de las carreras en la industria de la salud es aprender sobre psicopatología. Para elevar el nivel de atención en el cuidado de la salud, los especialistas en este campo deben estar al tanto de los avances científicos.

El volumen de Barlow y Durand se anuncia como un texto que analiza los principales trastornos psicológicos y pone especial énfasis en la descripción clínica, las causas subyacentes, los tratamientos disponibles y la eficacia de cada uno.

DSM

La palabra “integral” se adhiere a un enfoque multidimensional, integrando diferentes elementos como conductuales, biológicos, psicológicos, sociales, genéticos, etc. Adicionalmente, porque contiene componentes que permiten evaluar, diagnosticar, tratar, etc. El DSM- La clasificación propuesta por IV se utiliza para abordar los trastornos que se tratan en el trabajo.

El libro está organizado en 16 capítulos y brinda una perspectiva histórica sobre los aspectos legales de los servicios de salud, incluida la evaluación y el diagnóstico clínico, diversos trastornos somatomorfos y disociativos, discapacidades, estado de ánimo y sexualidad, identidad de género y métodos de investigación y aspectos éticos.

El contenido de Psicología anormal está debidamente organizado en función de su objetivo didáctico, y el libro tiene un formato contemporáneo. Las tradiciones sobrenaturales, biológicas y psicológicas se exponen después de presentar un contexto histórico desde el principio.

El humanismo, el modelo conductista y la teoría psicoanalítica se discuten brevemente en este último. Lo mismo ocurre con la evaluación clínica y las técnicas diagnósticas.

El trabajo también incluye una explicación bastante completa de las técnicas de investigación actuales. Se cubren los elementos fundamentales de un proyecto de investigación, incluyendo la hipótesis, la validez interna y externa y los diseños experimentales.

Los trastornos psicológicos se abordan adecuadamente en los siguientes capítulos. Cada capítulo incluye descripciones detalladas de los trastornos que trata, junto con información de apoyo como gráficos, cuadros, tablas y fotografías.

Los capítulos concluyen con un resumen que presenta los temas tratados de dos maneras diferentes: la primera es textual y la segunda es gráfica, utilizando tablas. Además, se proporciona una lista de términos clave.

El libro tiene un glosario al final que es ideal para aquellos que recién comienzan a estudiar psicología anormal. La larga lista de referencias ejemplifica el enfoque meticuloso de los autores para administrar sus bibliografías a lo largo de su trabajo.

En general, el texto es fácil de leer y atractivo, pero esto no resta valor al tratamiento contemporáneo y de alto calibre de su tema, que incluye, por ejemplo, consideraciones sobre la neurociencia y su papel en la psicopatología.

Jorge Juan Roca Jorge Juan Roca (144 Posts)

Soy un experto en hipnosis clínica y psicología con una destacada carrera profesional. Desde 1991, tengo un doctorado honoris causa en Hipnosis Clínica y soy profesor titular en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), España, donde también me licencié cum laude. Trabajo en la Consejería de Sanidad Pública de Valencia y presido varias organizaciones, incluida la Federación Internacional de Asociaciones de Hipnosis Clínica (FIAHC) y la revista Hipnosis Magazine. Tengo un doctorado en Psicología Clínica (USA, registro UD82290PS91507) y soy especialista en adicciones, diagnóstico clínico, y terapias alternativas. He escrito 34 libros sobre Hipnosis Clínica y soy director en EOH. Además, administro HPsis Hipnoterapia Clínica SL y Jorge Juan Producciones SL. Formo parte de la Sociedad Internacional de Hipnosis Clínica (SIHC), el Consejo Latinoamericano de Hipnoterapeutas, y el Institute of Professional Psychologists. Soy un psicoterapeuta reconocido internacionalmente y conduzco el programa "La Salud esta tarde" en Radio COPE. Para más información, visita mi perfil en LinkedIn, también conocido como Joan Luz.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *